Las personas hoy en día pasan la mayor parte del tiempo sentados frente a una computadora, ya sea en una oficina o en casa. Las formas de trabajo actuales exigen a las personas sentarse por largos periodos de tiempo, así que la elección correcta de una silla de oficina se vuelve fundamental para evitar problemas de espalda.


En Muebles Para Oficina MECSEM OFFICE te decimos cómo elegir tu silla de oficina


1.- Fíjate que el asiento sea de altura regulable para colocar tu torso a un nivel adecuado con respecto al escritorio o mesa donde trabajes. Una silla baja te provocará problemas en la zona lumbar y si es demasiado alta forzará tus vértebras y músculos dorsales. Revisa que sea lo suficientemente ancho para que puedas sentarte en la parte central sin problemas. 


2.- Su respaldo debe ajustarse a la espalda y ofrecer apoyo lumbar. Revisa que sea de inclinación regulable. En cuanto a la altura, también es recomendable que se ajuste y que cubra toda la espalda.


3.- Los descansabrazos deben permitir una postura cómoda con los brazos a 90° y el apoyo de los codos y antebrazos. En ningún caso deben oprimir las caderas o impedir que te acerques a tu mesa.


4.- Las ruedas en la base son otro aspecto que tomar en cuenta. Siempre deben tener cinco puntos de apoyo y ser del material adecuado para el tipo de suelo donde se va a utilizar.


5.- Un aspecto opcional es el reposapiés que, si bien comúnmente no es parte de la silla, sí ayuda a conservar una postura correcta.


¿Tu silla de oficina cuenta con estos aspectos importantes? Considéralos y evita complicaciones en tu espalda. Recuerda que la mayor parte del tiempo que no pasamos durmiendo, estamos en una silla.